Moz and the City

Glitter Text Generator

Thursday, October 19, 2006

Hasta que la muerte los separe.

P.S.O.
Embarazada de su novio a los 24 años, él se espanta cuando sabe lo que pasa, decide detener la relación amorosa, prometiendo que la ayudará económicamente, pero la dignidad de la mujer hace que rechace tal oferta, decidiendo convertirse en una de las pocas madres solteras de la época. Nace su hija y es feliz, nada las perturba. Todo es como lo planeó, su hija tiene un buen vivir gracias a su trabajo, no necesitan la figura paterna, salvo algunas veces cuando en el colegio hablan de la familia y la pequeña no entiende qué significa "papá". Luego de ocho años, la mujer empieza una nueva relación, con A.L.G. un vecino de años, amigo de la infancia, hombre de confianza de toda la familia. Muy esforzado y trabajador. Queda embarazada por segunda vez, pero esta vez su novio le dice que se vayan juntos. La mujer y su asustada hija dejan la casa, bajo una lluvia de maldiciones saliendo de las bocas de los familiares ofuscados que no querían que la mujer se fuera, deshonrando la familia. Nace la segunda niña. Todo parece ir bien en la familia, viven arrendando casas lindas, cómodas, sin mayores problemas de dinero. Hasta que un día el padre pierde su trabajo "bueno" y se mete a trabajar como independiente en diversas empresas. Ya gana muy poco, el dinero no alcanza. Ocho años después deciden separarse "a la buena", cada cual se iría a las casas de sus respectivos padres hasta que la madre encontrara un trabajo (no trabajaba desde su segundo embarazo, por no tener con quién dejar a sus hijas) y que el padre volviera a estar contratado y pudieran mantener un hogar. Han pasado más de cinco años, nunca más se supo de él. Algunas personas lo han visto con otras mujeres, pero la madre ya no habla de él. Dedica su existencia a sus hijas, y se siente orgullosa de no tener un hombre a su lado, que estorbe su ahora casi perfecta vida.

M.S.O.
Siempre le gustó salir a bailar con sus amigas, y siempre supo cuidarse, hasta que llegó el hombre de sus sueños y decide tener una hija con él, porque todo iba bien, porque se amaban, porque ya tenía casi treinta años y no quería morir sola. Queda embarazada. Se va a vivir con su novio. Nace una bella bebé, de ojos azules y piel clara, es el orgullo de su padre, apenas deja que los familiares la tomen en brazos, no le gusta compartirla. Un día, la madre vuelve a la casa de sus padres llorando porque el novio la golpeó. Sus hermanos salen ofuscados a linchar al malvado padre de la guagua. Lo encuentran y él cuenta una historia diferente, diciendo que fue sólo una discusión. Nunca supieron lo que realmente sucedió. Se separan. Vuelven. Queda embarazada por segunda vez. A las dos semanas de embarazo la mujer vuelve con sus padres, la vida con su novio era fundamentalmente basada en discusiones y ella ya no soportaba más la situación. Trata de abortar, pero la niña es fuerte (y no le hace asco a las hierbas que bebe su madre para eliminarla). Nace la niña número dos, morenita de ojos tiernos. Y todo el amor que se le da a la pequeña, se le quita a la mayor. La madre suele golpearla. Una tía llama a los carabineros para "asustar" a la madre golpeadora... con el tiempo se le quita un poco el odio de tener una vida frustrada. Hoy, sus hijas son relativamente grandes, estudian en el colegio ambas y ella sigue sola, ganando su dinero, manteniendo su automóvil, demostrando que sola puede más.

I.M.Z.
Era la única casada, pero separada de la familia. Es decir, no fue madre soltera, pero el padre no fue su esposo; es algo confuso, pero cierto. Tenía casi treinta años y en una de las tantas noches santiaguinas de fiestas queda embarazada de un hombre cuyo nombre jamás reveló a su familia, dando a entender que fue un embarazo no deseado. Tiene a su hija y aprende a vivir con ella, trata de calmar su vida y al parecer logra conseguirlo. Al tiempo conoce a un hombre. Trabajador, simpático y feo. Empiezan un noviazgo bastante bonito, conocen a sus familias, etc. Queda embarazada de la segunda hija, y dos semanas antes de parir, el hombre desaparece. Y nunca más volvió. Ahora trabaja por sus dos hijas, y pasa poco tiempo con ellas por su trabajo, siente que perdió mucho, pero aprenderá a ganar más con las pequeñas, dándoles una vida sin padre que sea decente y buena para todas.

M.T.O.
Los pololeos largos nunca fueron sus preferidos, hasta que lo conoció. Barbón, pelo largo, como le gustaban a ella. Empezaron a pololear y disfrutaron de su juventud juntos, compartiendo hasta lo incompartible. Años pasaron, momentos vivieron, vacaciones juntos, paseos por el campo, sexo, fiestas, confianza, amor... Embarazo. Ella le cuenta a su madre y a su madre le cuesta aceptarlo, pero con el tiempo todo se dio muy bien, de hecho podríamos decir que fue un embarazo muy lindo. Se sacaba fotos de la panza a medida que pasaban los meses, le cantaban canciones. En verano nace la niña. Meses después ella vuelve a trabajar, mientras él promete terminar pronto sus estudios universitarios y ponerse a trabajar también. Él termina sus estudios luego de seis años (contando todas las veces reprobadas) y empieza a mirar en menos a la mujer, le dice que debería perfeccionarse profesionalmente, que debería bajar de peso, que debería vestir de mejor manera a su hija, que debería juntar dinero para un buen perfume, etc. Ella lo siente extraño, muy extraño. Él empieza a trabajar, el padre de él les regala una casa, con la condición de que ayuden a pagar el dividendo (qué regalo, no?). Tienen casa, computador, refrigerador, cocina, y todas las demás cosas. Hasta que un día él no aguanta más, decide dejarlas. Conoció a otra mujer, que trabaja donde él también. Decide empezar una nueva vida con ella, llamando "hijo" a un hijo que ni él engendró, abandonando a las dos mujeres que le ayudaron a surgir, dejándolas solas en la casa que solían compartir. Ella aún no se recupera, y su hija empezó a bajar las notas.

M.A.O.
Siempre fue la más romántica de sus primas. Según lo que ella dice. Empezó su único pololeo serio después de los treinta años, con el estricto rigor que se requiere para agradar a una madre vieja y chapada a la antigua, además de desconfiada por naturaleza. Pasaron los años y quedó embarazada, nace la pequeña y en un par de años más muere su madre. Es el momento preciso de llevar a su novio a vivir con ella a la casa de su fallecida progenitora. Entonces vuelve a quedar embarazada, esta vez de un niño. El orgullo de su padre, hasta que un día M.A.O. pasa por fuera de un bar restaurant de mala muerte y lo encuentra besuqueando a una mujer con cara de pocos amigos. Ahí mismo hace un escándalo, lo saca del poco pelo que le quedaba en la nuca, y a la mujer la mira con desprecio, ahí mismo él le dice que la deja, que ama a esa mujer. Ella lo único que piensa es llegar a la casa y acabar con su vida y con la de sus hijos, pero una vez que se le pasa la rabia decide seguir adelante con todo. Pero sin él. Fue así como empezó vendiendo cosas en la calle, en los colegios, en diversos jugares. Empezó a mantenerse sola, luchando contra todas las enfermedades que se le presentaron. Las únicas veces que pierde el control es netamente porque sus hijos son flojos en el colegio, y a correazos limpios les demuestra su disgusto. No sé si ella llegue a cambiar, lo que sí espero es que sus hijos aprendan algo de todo esto.

V.F.Z.
Es joven, siempre se lo he dicho, no tiene más de 21 años. Pero dice estar enamorada. Se fue a vivir con él hace menos de un año y hace menos de un mes volvió. Dolida por haberle entregado su virginidad, dolida por no haber escuchado a sus padres cuando le pedían que no se fuera con él, dolida porque los vicios de él son más fuertes que el amor que le tiene, dolida porque él gastó cuarenta mil pesos en pasta base el mes pasado. Tan dolida estaba ella que aún no entiendo cómo pudo volver a estar con él, claro que ahora cada cual en su casa, cada cual con sus vicios.

H.T.O.
Él pensó que era la mujer correcta, vivía en Cerrillos, cerca de casa, tenía una familia decente, una casa acomodada y un vocabulario de señorita. Le propone matrimonio. Ella acepta. Se viene un gran futuro para ellos. Un mes antes de la boda ella decide contarle. Está embarazada de otro. Desde ese momento para H.T.O. las mujeres pasaron a ser una maldición. Conoce una tras otra y todas son desechadas, maltratadas, mal juzgadas por culpa de la primera. Con el tiempo en un cabaret conoce a otra mujer, de rojos cabellos (que después pasaron a ser rubios, y luego cafés), se casan a escondidas porque él sabe que su madre nunca la aceptaría, se van a vivir juntos, ella queda embarazada. Él empieza a ganar dinero de trabajos turbios que no vienen al caso mencionar, tienen millones de millones en casa, si hasta cadenitas de oro le tenían a la guagua antes que naciera. Nace la pequeña, y pasa a ser los ojos de su padre, él siente que ahora sí que es feliz. Pasan ocho años, él se entera de que ella lo engaña. Una vez más vuelven los miedos a su cabeza, la golpea y decide separarse. Desde ese día, hace tres años, no ve a su hija. Y sufre por eso. Hace poco hablando con él me contó de un nuevo amor, con el tiempo se fueron a vivir juntos, pero duraron dos semanas, porque a ella se le ocurrió ir a tomar unos tragos con sus compañeros de trabajo, enloqueciéndolo de celos. Cuando ella llegó a casa, el la golpeó. Tampoco volvieron a verse, pero siente que ahora ella es la adecuada, aunque sabe que ella nunca podrá perdonar su maltrato. Ha intentado suicidarse, o al menos ha intentado llamar la atención.

E.S.O.
Se casó joven con una mujer manipuladora. Tuvo un hijo con ella y reconoció al mayor de ella como propio. Vivieron en casas lindas arrendadas y disfrutaron del dinero que les daba su trabajo en esos años. Hasta que se separaron, nunca nadie supo por qué, suponemos que fue porque ella lo manipulaba demasiado y un día él logró despertar. Empezó ayudando económicamente a su hijo y viéndolo todas las veces que fueran necesarias. Todo ese tiempo vivió con su madre y tenía una que otra polola, pero nada serio, incluso intentó irse a vivir con una de ellas a su casa, pero volvió a las semanas de haberse ido. Hasta que de un día para otro le cuenta a su madre que se comprometerá de nuevo, en un matrimonio simbólico con su pareja. Nadie entendió nada, ¿a qué pareja podía referirse si nunca se le conoció a nadie más? Pero así fue, llegó con una rubia de cara conocida a la casa, bastante tímida, pero simpática. Una vez "casados" se fueron a vivir juntos, se separaron, él se arrendó un departamento al frente de la casa de su madre, ella lo fue a ver y lo sedujo nuevamente, volvieron, fueron "felices" hasta que volvieron a separarse. Pasó tan rápido como lees este párrafo. Ahora solo de nuevo, con llamadas de pololas sin importancia, vive con su madre y su sueldo nunca se luce.

M.S.O.
Se casó sin pensar en que las cosas no saldrían como él quería. Aunque debió notarlo desde que su mujer empezó a mirar en menos a su familia. Vivían juntos en lujosos departamentos o casas del barrio alto, nunca bajaron de Plaza Italia. Ella disfrutaba de los lujos y del arte, él de un vino. No podían tener hijos, pero ella ya tenía uno crecidito, que fue como hijo de los dos. Cuando salían ella siempre lo dejaba en vergüenza, lo trataba mal, se burlaba de sus errores, y le hacía problemas por todo (porque comía mucho, porque bebía mucho, porque comía cebolla, ajo, cebollín, pimienta, pimentón, etc.). Se separaron. Y ahora él vive fuera de la ciudad en un departamento de ensueño, tiene polola, pero está alegre de tenerla lejos.


So you ask me why it's so difficult for me to believe in love, to trust in someone.
- I really dunno.

2 Comments:

At 8:31 PM , Blogger patriciomode said...

Me parece que es muy bueno que escribas en un blog, sobre todo que te sirve como un vehìculo de descarga emocional o un pasatiempo o como lo quieras tomar, en este sentido tus historias si bien son reales, me parece que le has tomado un gustito diferente, de verdad a mi me cuesta ese tipo de expresiones y tù, por lo menos en lo que has escrito, lo haces ver tan simple, muchas veces no te lo he dicho y las personas que me conocen lo saben hasta el cansancio, te admiro mucho!!

 
At 9:37 AM , Blogger Sugarade said...

Leí todas tus entradas y me encanta tu estilo
espero más noticias..
y respecto al tema, claro, de todo hay en la viña del señor...

sólo mantendremos los ojos abiertos

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home